jueves, 29 de marzo de 2012

Tú..♥

  Me quise olvidar de tu voz, de tu guitarra, de tus abrazos y de chispeante guiño. Quise pensar que ya no era adicta a tus palabras y al roce de tu mano en mi mejilla. Quise creer que yo era una poderosa reina y tu un insignificante mosquito.
  Pensé tantas cosas hasta que me choqué el otro día contigo. "¿Qué tal?" me preguntaste. Joder, y abrí la boca para decir: "Echándote de menos." Y me sonrojé y te esquivé. Ahora me arrepiento de mis palabras porque... creo que no esta bien. Creo que es mejor callar los sentimientos aunque sea porque él te va a hacer daño.

2 comentarios:

  1. A veces tenemos a alguien tan adentro que es imposible evitar esos puntazos sentimentales. Somos tan masoquistas en ocasiones, que buscamos el dolor en esas situaciones. Nada más de pensarlo me siento tonta. Más de una vez he caído en momentos como el que has descrito, pero bueno... me he acostumbrado ya a no retenerme, es lo mejor que se puede hacer :)

    Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Siempre eh sido muy cerrada, solo escribiendo puedo liberarme, mi problema seria lo contrario, tratar de decirlo :/ tal vez ese "Echandote de menos" fue mejor que el silencio, oh tal vez no, en cualquier caso ya esta dicho. Si crees que no estuvo bien no te lamentes ya paso y arrepentirse solo te hace mas daño

    besos

    ResponderEliminar