domingo, 12 de junio de 2011

La sonrisa de Lucas. Prefacio.

Como cada anochecer recordé sus abrazos, sus besos, sus caricias. Recordé de nuevo el roce de nuestros cuerpos desnudo. Recordé su desafiante sonrisa, recordé los viajes en moto que hacíamos cada verano.

Una lágrima tan solitaria como yo se deslizó con lentitud por mi mejilla, dejando un rastro húmedo en ella.

Aunque no lo sabía, me aguardaba un destino peor que un mal de amores.

2 comentarios:

  1. Hay que mirar hacia delante y pensar en positivo, aunque la amargura del pasado esté más presente que el propio ahora. Tócale el culo jaja
    Por cierto, tienes dos premios en mi blog :) Espero que te gusten, un besoo!

    ResponderEliminar
  2. no eh comntado las entradas pasadas x falta d tiempo abri otro blog y ni se cn q tiempo lo administrare u.U pero ya llgara en vacacions...
    me gusta cm escribis le pons sentimiento y eso es lo q cuenta.. no trata d buscar en tu cabza o qmar tus neuronas buscando q escribir solo tomar un lapiz( es este caso pc) y plasmar lo q sients y no hay nada mas liberador y lindo q eso.. lastim q muchos lo dsconoscan..
    besos

    ResponderEliminar