viernes, 10 de junio de 2011

Café amargo

Cada foto que pasaba en el Face de él me alejaba más y más de su mundo.
Cuando quise darme cuenta lágrimas se deslizaban por mi mejilla. Me las sequé, pero no podía parar de mirar esas fotos que me hacían daño. Él con Lola, él con Jenny y Clara, él con Bea...

Con casi todas las chicas más guapas y populares del curso.

Me levanté de la cama y me acerqué al espejo de cuerpo entero que había al lado del escritorio.

Si tuviera el pelo más largo, si fuese más delgada... Entonces recordé que él siempre me decía que estaba delgada y era guapa. Sonreí amargamente. Pero más guapa que Jenny no, ¿verdad?

Suspiré y volví a cubrirme con la manta en la cama y me acurruqué. Sollocé.

Que tonta soy, me dije, llorando sólo porque mi mejor amigo esté todo el rato colgado de las faldas de las chicas más hermosas...

Y las odié a todas ellas, por ser tan guapas...

Volví a levantar de la cama y bajé a la cocina, me preparé un café bien cargado. Fruncí el ceño al sentir el sabor amargo del café. Me pasé la lengua por la comisura.

Dejé la taza sobre la mesa de la cocina y me volví a mirar en el reflejo de los cuchillos. Suspiré.

Cerré los ojos cansada. Llevaba días así, lamentándome, llorando y maldiciendo. Estaba harta, quería volver a quererme... Era peor que el café amargo.

Estaba mareada... sentí como la bilis subía por mi estómago, corrí rápidamente hacia el lavabo. Lo expulsé... después me apoyé mis manos en los lados del grifo. Me miré en el espejo. Grandes y oscuras ojeras marcaban mi rostro, me las repasé con un dedo.

¿Solo lloraba por mi amigo o era algo más?

2 comentarios:

  1. No sé si esto será algo real o ficticio, pero supongo que el consejo vale para cualquier situación... no merece la pena llorar por alguien que no llora por ti. Supongo que es la ley de defensa y la más dificil, pero viene bien seguirla en ocasiones.

    Muchos besos :)

    ResponderEliminar
  2. Ei! ¿Pero que dices? ¿Las más guapas? Diras las más putas. Hazme caso tu vales más que ellas y estoy segura que alguien sabrá tratarte como mereces, olvidalas, son un atajo de guarras que se dejan toquetear por el que se le ponga por delante, son manipuladoras y malas y no tienes que sentirte mal por no ser como ellas, al contrario se feliz porque no eres como ellas. No quiero ofenderlas pero tampoco me voy a quedar callada viendo como sufres por su culpa y si él no te hace caso... es que no es capaz de ver que eres una chica maravillosa.
    Disfrutate y aprende a gustarte tal y como eres. Tienes un cuerpo precioso y una sonrisa arrebatadora, te lo dice una amiga de corazón <3
    Se feliz.
    Darkness

    ResponderEliminar