martes, 10 de mayo de 2011

El silencio de mi mirada...

Y algunas veces no basta tener muchas cosas para completar tu vida, algunas veces necesitas el apoyo de esa persona al que tanto ansías abrazar pero no puedes porque su corazón le pertenece a otra persona... 
Y te sientes perdida, sin ganas de sonreír siquiera, y sientes que todavía te queda un largo camino hasta llegar a la meta, y sientes que estas ya muy cansada...
Y te dejas llevar, como una mariposa se deja llevar por la ligera brisa que corre a su alrededor, y es cuando pierdes, cuando lloras y cuando te das cuenta de lo mal que te va... 
Una lágrima cae lentamente sobre mi cara, sobre mi mejilla, sobre mi piel... ¿Cómo poder soportar tanta tristeza? Me dejé llevar por mis amigos, y después por la droga, ¿y ahora? Estoy sujeta, tras estos barrotes, cuento los días cuando estaba entre tus brazos llenos de amistad pero no de amor, ese rostro que ansiaba besar, y esa espalda que ansié acariciar... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario