viernes, 20 de mayo de 2011

Miradas furtivas

"¡Riiiiiiiinggg!"

Primera hora, lengua. Toca dar la literatura en la época de Shakeaspeare.
El profesor, un hombre larguirucho, con un cierto atractivo, pide silencio y ordena que se sienten los alumnos. Entre ellos está Sandra, alta y delgada. De pelo lacio y claro. Se sienta seguida de Leti, su compañera.
Rápidamente saca su libro y lo abre por la página que el profesor escribe en la pizarra. Saca también, de su mochila violeta, un bolígrafo azul que lo mordisquea distraida.

Los últimos alumnos entran y, tras la regañina del profesor toman asiento.
En la fila de delante, a la derecha se sienta Gonza.
Que mira en dirección de Sandra y le regala una preciosa sonrisa. Complacida, la chica, se quita el boli de la boca y le responde con otra acompañada con un cartel en el mismo cuaderno que enseña al chico disimuladamente para que el profe, no la pille. "¿Qué tal? :D"
Gonza, sonríe de nuevo, y gesticula. "¡Bien!" consigue entender Sandra.
Esta suspira, lleva pillada por el, desde que empezaron el curso, pero el no parecia percatarse.
La hora transcurre lentamente, y, para algunos, se le hace eterna, como a Leti que mira al profesor con irritación.

A Sandra, no le importa. Adora la clase de lengua, e intenta complacer al profesor con contestaciones correctas y sonrisas inocentes.
Pero aunque hace que no se entera, sabe muy bien que, Gonza la mira dismuladamente. Ella no comprende. ¿Por qué la mira? ¿Acaso siente algo por ella? Pero no es posible, él besó, en la entrada, con una de las populares. Una muy guapa, por cierto, nada que ver con la cara de niña pequeña con gafas. Piensa ella, amargamente.

Algunas veces entre ellos cruzan una mirada. Se quedan en suspense, y después ella o el la aparta.

Miradas, miradas que sonrojan, que arrancan una sonrisa, miradas esquivas, miradas tontas, miradas de ternura, miradas de complicidad...
Solo eso miradas... pero ella no le importa le sigue echando miradas... a él tampoco parece importarle y le sigue el juego.

¿Hay algo más complicado y doloroso que el amor que no se quiere reconocer?

No hay comentarios:

Publicar un comentario